BullyPedia

Comunidad interactiva

Si te gusta Bully, roleplaying y estás un poco mal de la cabeza, ¡visita nuestro servidor de Discord!

LEE MÁS

BullyPedia
Advertisement
Jimmy ingresa al edificio principal y encuentra a Gary Smith acosando a Algie Papadopoulos.
Algie: Oh, no. Otra vez, no.
Gary se percata de la presencia de Jimmy y le ofrece un recorrido por la escuela.
Gary: Eh, Jimmy, deja que te enseñe esta cárcel.
Jimmy y Gary se dirigen al ala oeste del edificio principal. Se detienen enfrente de las taquillas, donde se ve a Russell Northrop vigilando la suya.
Gary: Ésa es la taquilla de Russell. Ya sabes, el gorila que casi te manda al hospital.
Russell ve a Jimmy y corre hacia él. El abusón comienza a insultar a Jimmy. Se le muestra al jugador un tutorial de cómo lidiar con estudiantes agresivos. Jimmy se disculpa con Russell y, seguido de eso, se ve obligado a pagarle para que lo deje en paz. El abusón acepta su dinero, luego le propina un noogie y finalmente se retira.
Gary: Venga, vamos a abrirla y a mangarle algo. ¡Así aprenderá!
Jimmy fuerza la taquilla de Russell y obtiene una gorra Bullworth clásica. Esta acción llena dos barras del gamberrómetro.
Gary:
  • Que los monitores no te pillen saltándote las normas. No te gustaría.
  • Cuidado con los monitores. Su sentido del humor brilla por su ausencia.
De repente, el par es sorprendido por el monitor Karl Branting. Karl persigue a Gary, mientras que Jimmy aprovecha de ocultarse en un cubo de basura. Una vez que el gamberrómetro se haya vaciado, Jimmy sale de su escondite y se reúne con Gary.
Gary:
  • Jimmy, por aquí.
  • Eh, Jimmy, sígueme.
  • Vamos, pirado, por aquí.
  • Eh, Hopkins, maldito chalado, por aquí.
  • Vamos, cerebrito, por aquí.
Los adolescentes corren hacia el ala este del edificio principal, llegando hasta el baño de mujeres, donde ven a Eunice Pound llorando.
Eunice: ¡Dios mío! ¡Oh Dios mío!
Gary: Tío, ahí está la tipa esa rara, Eunice. Vamos a burlarnos de ella.
Ve a ver qué quiere.
Jimmy se acerca a Eunice y la saluda.
Eunice: Me ha quitado mis bombones... Recupéralos.
Jimmy y Gary van en busca del ladrón, que está escondido en el baño de hombres. Descubren a Constantinos Brakus comiéndose los bombones.
Gary: Ahí está. Demuéstrale de qué estás hecho.
Existen dos opciones para recuperar los bombones: pagándole a Constantinos o humillándolo.
Si Jimmy opta por pagar:
Constantinos: Claro. Te daré los bombones, si pagas.
Gary: Jimmy, tío, eres un perdedor.
Si Jimmy opta por humillar a Constantinos:
Constantinos: ¡Arrjj! ¡Llévate los malditos bombones!
Jimmy regresa con Eunice para devolverle sus bombones.
Eunice: Gracias... eh... ¿nos enrollamos?
Jimmy y Eunice se besan.
Gary: ¿Pero la has besado?
Gary sugiere ir a la cafetería.
Gary:
  • Vamos a la cafetería. Te iré poniendo al tanto.
  • Vamos a la cafetería, para que veas la fauna del lugar.
El par se dirige a la cafetería de la escuela. Comienza otra cinemática.
Gary: Hora del papeo en el zoo... Vale, éste es el trato. Por allí están los empollones.
Se ven a los empollones disputando una partida de Gremlins y Grutas sobre un mesón.
Gary: Son unos completos marginados sociales.
Jimmy: Parecen inofensivos.
Gary: Son unos bastardos rastreros. Su territorio es la biblioteca.
La siguiente escena muestra a los pijos Tad Spencer, Derby Harrington y Pinky Gauthier conversando.
Gary: Y ésos son los pijos. Son todo pasta y fachada condescendiente.
Jimmy: Sí, endogámicos totales y sin materia gris.
Gary: Muy observador, Jimmy.
La siguiente escena muestra a los macarras Ricky Pucino, Johnny Vincent y Hal Esposito conversando.
Gary: Y allí tenemos a los macarras... se creen muy duros.
Jimmy: O, al menos, tratan de parecerlo.
Gary: Yo que tú no me metería con ellos... de momento. Suelen frecuentar el taller.
Y por último, pero no menos importante:
La siguiente escena muestra a los musculitos Damon West y Juri Karamazov haciendo pulso mientras son animados por Ted Thompson.
Gary: los musculitos. Son los dueños de la escuela. Evítalos a toda costa.
Jimmy: Lo que sea, no me asustan unos monicacos atontados.
Gary: Ya aprenderás.
Se escucha el timbre de la escuela, avisando a los estudiantes que la hora de clases ya comenzó.
Gary: Venga. Vámonos.
La misión A clase comienza automáticamente.
Advertisement