BullyPedia

Comunidad interactiva

Si te gusta Bully, roleplaying y estás un poco mal de la cabeza, ¡visita nuestro servidor de Discord!

LEE MÁS

BullyPedia
Advertisement
Jimmy entra en la sala común de la residencia masculina, donde ve a Gary mofándose de Pete.
Gary: Venga, Petey, ve a llorarle al profe. Dile que he sido malo contigo.
Pete: Cállate, Gary. Eres un capullo, tío.
Gary: Oohh, ¿sí? Petey... oh, eres tan mordaz. Estoy muy dolido. De hecho, creo que voy a llorar. Así sería como tú. Llora, nenaza...
Jimmy se hace notar.
Gary: Oh, mira, ahí viene Jimmy.
Jimmy: Déjalo ya, Gary. Te estás pasando.
Gary: Oh, lo siento. No me di cuenta de que estaba en la residencia de las chicas. ¡Qué torpe!
Jimmy: Cállate, tío. Ya aburres.
Gary: ¿Que aburro? ¿Aburrido yo? Pues tú no eres precisamente interesante, amigo.
Gary pretende intimidar a Jimmy, sin éxito.
Gary: Vale, lo siento. Perdón a ambos. Lo siento, ¿vale? Es que me he emocionado un poco. Disculpadme.
Jimmy: Olvídalo. No pasa nada.
Gary: En fin, tengo una idea para divertirnos. Vámonos, le daremos la lata a alguien desvalido y sumido en la miseria... a ese vagabundo. Venga.
Jimmy y Gary están por salir.
Gary: ¿Vienes, pequeño Petey? Vamos, lo siento. Te daré un besito si eso es lo que quieres.
Pete: Cállate.
Gary: Pues vamos.
jimmy, Gary y Pete se dirigen al terreno abandonado detrás del viejo bus escolar.
Gary: Esto será divertido.
Pete: ¿Acosar a un viejo vagabundo es divertido?
Gary: Lo es. Y agradece que no eres tú la víctima esta vez.
Pete: Supongo...
Gary: Eh, Jimmy. Háblame sobre este tipo. ¿Le gusta usar sus propios pantalones?
Cuando llegan a su destino, comienza otra cinemática.
Gary: ¿Dónde anda ese viejo y sucio pervertido?
Pete: Sabes, no eres nada agradable, Gary.
Gary: Y tú eres un perdedor, Petey... y tu vida es una mierda.
De la nada, aparece el vagabundo, amenazándoles con un ladrillo.
Vagabundo: Fuera de aquí, pequeña escoria.
Gary: Parece que los rumores eran ciertos, Jimmy, tu padre vive en el campus.
Vagabundo: ¡Imbécil!
El vagabundo le arroja el ladrillo a Gary.
Gary: ¡Eh! ¡Dejemos a este tipo con su pensión de la seguridad social! ¡Vamos! ¡Larguémonos de aquí!
Gary y Pete salen huyendo del lugar sin Jimmy.
Vagabundo: Fuera de aquí, niñato.
Jimmy: ¿Por qué?
Vagabundo: Porque si no te mato.
Jimmy: ¿De qué vas?
Vagabundo: Es una larga historia. ¿Tienes algo de julepe?
Jimmy: No. Tengo 15 años.
Vagabundo: ¿Y algo de droga?
Jimmy: No.
Vagabundo: ¿Y por qué no debería matarte?
Jimmy: Adelante, tipo duro, mátame.
Vagabundo: Sabes qué, chico, me gusta tu estilo. Le echas narices. Cuando estaba en aquella cresta en Corea, viendo cómo mis colegas morían por el fuego amigo, alguien como tú me habría venido bien.
Jimmy: ¿Sí? Gracias.
Vagabundo: Pero supongo que no sabes luchar. Si me haces un favor, te enseñaré algunos movimientos geniales. Técnicas clasificadas del ejército, ya sabes...
Jimmy: Mola.
Vagabundo: Necesito una pieza para mi radio... Y te mostraré lo que el ejército me enseñó.
Jimmy: ¿Sí? ¿Como por ejemplo ver cómo me pegan un tiro los míos?
Vagabundo: Eso mismo.
Luego de encontrar un transistor sobre el techo del taller, Jimmy regresa con el vagabundo y se lo entrega.
Vagabundo: Gracias, chico. Eres de los buenos.
El entrenamiento comienza.
Vagabundo: Esto me lo enseñó un tipo loco con el que serví. Vale, era mi hermano.
Jimmy aprende el Gancho. Finalizado el entrenamiento, él se va.
Vagabundo: No te olvides de traerme un transistor cuando vuelvas.
Advertisement